Visita Medina Azahara

Rafael Jesús Álvarez Córdoba (Lic. Nº1111)

Descubrir

Español - English - Italiano - Français

 

Descubrir Medina Azahara

Medina Azahara, la ciudad palacio de Abd al Rahman III

Durante su visita guiada a Medina Azahara realizará un viaje al pasado más glorioso de Córdoba, cuando los califas omeyas eran dueños del destino de los habitantes de al Andalus, expresión utilizada para denominar a los territorios islámicos de la Península Ibérica. Medina Azahara o “la Versalles medieval”, como algunos autores han dado en llamarla, fue construida entre los años 40 y 70 del siglo X como residencia permanente del califa y sede del gobierno califal.

Actualmente el Conjunto Arqueológico Madinat al-Zahra cuenta con dos ámbitos visitables: el centro recepción-museo y el yacimiento arqueológico.

Madinat Al-Zahra

 

La visita al yacimiento arqueológico

El visitante tendrá la posibilidad de conocer de la mano del guía turístico, de una manera amena, las verdaderas razones que se esconden tras la decisión de construir esta ciudad-palacio, separando lo legendario de las motivaciones reales que desembocaron en su edificación: ¿gesto de amor o gesto de poder? Además, se analizarán las causas que llevaron a su destrucción en menos de un siglo de vida. Aunque Medina Azahara se encontraba dentro de un espacio amurallado de unas 112 hectáreas, durante la visita se pondrán de relieve otros elementos de su entorno paisajístico fundamentales para la compresión de la misma, tales como infraestructuras viarias, hidráulicas, canteras,… Hoy día, sólo está excavada la zona palatina que representa aproximadamente un 11%. Nos internaremos en palacio a través de la Puerta Norte o de servicio asociada a los suministros.

Cerámica zoomorfa de Medina Azahara

 

La parte residencial

Una vez dentro, podremos visitar los dos sectores en los que se dividía palacio: el de poniente, de carácter residencial y el de levante, público-administrativo dedicado a los edificios de gobierno. Ambos estaban separados por unos establos con un abrevadero un tanto peculiar… Un denominador común a lo largo de nuestra visita guiada a Medina Azahara serán los edificios de planta basilical, bien usados con funciones religiosas o como salas de audiencias. La visita a la Casa de Yafar, cuya restauración fue galardonada con el premio Europa Nostra, nos permitirá conocer la importancia de los eunucos en la corte Omeya. Antes de dirigirnos al sector público pasaremos por uno de los ámbitos culinarios que allí existieron, con un horno de ladrillo bien conservado, donde lo único que nos falta son las chuletas de cordero…

La parte residencial

 

La parte pública

Visitaremos el llamado Edificio Basilical Superior, que formaba parte de un ámbito de carácter burocrático más amplio que se distribuía entorno al actual jardín frontero. La visita continua con la entrada ceremonial a palacio, constituida por una plaza de armas y un gran pórtico desde donde el Califa pasaba revista a las tropas, elementos utilizados para la expresión del poder del soberano omeya. A continuación, nos asomaremos a la terraza inferior donde se ubicaron tanto la medina (ciudad), aún bajo tierra, como la mezquita del viernes, cuya orientación a la Meca no deja lugar a dudas sobre la función que revistió. Por último, el Salón del Trono junto con su jardín frontero se configura como el espacio más destacado de palacio, lugar donde se celebraban las grandes recepciones de embajadores venidos de diversos estados de Europa y Mediterráneo. Este espacio, auténtico símbolo del paraíso coránico, se caracteriza por el lujo de los materiales utilizados en su construcción.

La parte pública

 

Acerca de mí

 

Rafael Jesús Álvarez Córdoba

 

Mi nombre es Rafael Jesús Álvarez Córdoba. Cuento con licencia de la Junta de Andalucia para el ejercicio de la actividad de guía de turismo acreditado por los idiomas español, inglés, francés e italiano (LIC. Nº1111). Mi experiencia en el campo de la interpretación del patrimonio y amplio conocimiento de la Córdoba musulmana y judía son ingredientes fundamentales para que, de una manera detallada pero amena, el visitante pueda disfrutar de una experiencia inolvidable.

 

Durante mis visitas privadas personalizadas, los visitantes tendrán la posibilidad de interactuar conmigo y con los lugares que visitaremos de una manera sosegada.

 

Mi deseo es compartir con ustedes el amor y los conocimientos que tengo acerca del legado judío y musulmán de Córdoba de manera que deseen volver a visitarnos!

Contacto